50 Sombras Más Oscuras, el pasado se hace presente

Tras el éxito taquillero de “Cincuenta Sombras de Grey”,  dirigida por Sam Taylor-Johnson en 2015, la saga escrita por E. L. James que alcanzara millones de ejemplares vendidos alrededor del mundo, regresa a las pantallas de cine de la mano de Dakota Johnson y Jamie Dornan con “Cincuenta Sombras Más Oscuras”.

 

Esta segunda entrega del serial, dirigida por James Foley, presenta una consecuente perspectiva de la ya abordada relación erótica, posesiva y amatoria entre Anastasia Rose y Christian Grey. A diferencia de la primera película, donde nos introducimos al mundo de la sorpresa, el desengaño y la asimilación, en esta nueva cinta la sorpresa no radica en el presente de los protagonistas que aún distanciados, pueden mantener más vivos que nunca sus roles e impulsos. La sorpresa de Anastasia al desencuentro del ideal que pretende de Grey, ese que semeja ser un galante seductor y resulta ser un obsesivo amante, preso del sexo y de sus propios deseos, fantasías y arrebatos, se transforma en una asimilación paulatina que no advierte engaños.

 

Ambos personajes se saben, se conocen, y sobre todo, se confían a pesar de saberse en una autodestrucción constante mientras las puertas de su relación no admitan barreras. El asunto narrativo de esta segunda película radica en el pasado, en los recuerdos y tormentos que se manifiestan cuando la relación entre los amantes parece hallar una pauta o la quietud de aceptarse y disfrutar con mucha mayor libertad, sin inhibiciones y asumiendo los roles que su propia dinámica les motiva, la pasión y el desenfreno de su sexo.

 

El homenaje que la saga realiza de “Nueve Semanas y Media” 1986 de Adrian Lyne, eleva el culto a la figura de Kin Basinger, quien en franca alusión a “El Graduado” 1967 de Micke Nichols, asume su papel de Elena Lincoln a inferencia de ser la Mrs. Robinson, es ella quien introduce a Grey en la exploración de sus propias filias, fobias y fijaciones sexuales. Basinger advierte y consigna el pasado de Grey que no sólo se advierte en quien le inició en la creación de las sombras, sino también en quien sufrió las mismas, Bella Heatcote, interpretada por Leila Williams.

 

En esa telaraña de arrepentimientos, heridas, venganza y tabúes de la memoria, se presenta esta nueva cinta que pretende nuevamente recaudar sendas audiencias ávidas de continuar el hilo conductor que tantas lectoras y lectores ha persuadido E.L. James. Polémica y provocadora, la cinta abre nuevos debates y agita la censura, genera discusiones en torno al género desde los roles sexuales, y al mismo tiempo recibe la crítica y el gusto en un fenómeno propio de las adaptaciones cinematográficas, más aún, en el tema más tabú de todos.

50 Sombras más Oscuras | Dir. James Foley | E.U.A. 2017

 

Sin aventurarnos al análisis cinematográfico de la cinta más sí de la trama, podemos concluir que esta segunda parte es más profunda en la visión de los personajes desde sus propios instintos, la inocencia perdida, el abuso psicológico y la sorpresa que hemos mencionado, da paso a la intriga, a la aceptación y a la entrega total de los protagonistas a la elaboración gráfica de las sombras que les anteceden y que les configuran, el devenir es un misterio.

 

El villano es ahora una víctima de su propia villanía, y he ahí la parte más interesante de la película, especialmente, cuando esa sensación de vulnerabilidad se hace presente en Anastasia, que de ser víctima pasa a ser acusadora y después por la empatía propia de un proceso que semeja ser más amor que deseo, la hace ser cómplice de Grey en la escapatoria de su pasado y en defensa de quien y a quien afecto. La empatía sexual y ahora racional tras la incertidumbre de alejarse nuevamente o decidirse por entregarse sin reservas, hace un paréntesis entre la vida, la muerte y el sexo.

 

Para quienes no hemos leído las novelas, la película es un homenaje a las películas que Lyne mostró en su apogeo con diversos resultados, seguramente el análisis paulatino de ambos discursos narrativos, podrá profundizar el fenómeno literario, y el interés por las adaptaciones que a todas luces desde su recaudación, han resultado por demás exitosas.

50 Sombras más Oscuras

Dir. James Foley

E.U.A. 2017

2:05

Filmakersmovie.com