Cine de nostalgia, cine ambientado

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

durango-2016-museo-de-la-ciudadSe dice que son los vencedores los que escriben la historia, no los vencidos; y si bien esta es una forma de ver los hechos, lo cierto es que la historia está escrita, narrada y transmitida  a través de las perspectivas de algunos, no de todos; estas perspectivas son sólo puntos de vista del pasado y no siempre representan lo que verdaderamente fue.

En el cine es común encontrar historias ambientadas en otras épocas, evocando hechos históricos o dando su toque de ficción a realidades pasadas, presentes y futuras. El tiempo pasado siempre tiene su mirada hacia el futuro, pero ese futuro es pasado en el tiempo presente. Recordar y vislumbrar son dos estados necesarios para la creación de narrativas de cualquier tipo y de cualquier época.

Una película se construye en su temática, su arte, su color, su música y su narrativa. Estos elementos transportan al espectador a un mundo creado y recreado. Las películas futuristas pueden soñar con las formas posibles, mientras las películas ambientadas en el presente deben capturar la realidad y el contexto en el que se vive, pero el trabajo de una película que se desarrolla en una época pasada tiene la labor de recordar y representar aquella ambientación que existió, que fue.

Películas que toman lugar en siglos pasados, en décadas pasadas o en años pasados, en donde la gente vestía diferente, hablaba diferente y pensaba diferente de nuestra cotidiana realidad y que hacen necesario el uso de herramientas que ayuden a precisar tal ambientación, ya sea con el apoyo de la música, el vestuario o el diseño audiovisual, como los colores de las imágenes, la música que acompaña a los personajes en sus aventuras o las secuencias de créditos que dan contexto a la historia, entre otros.

Estas formas de cine y de narrativa se construyen representando las ideas actuales que se tienen sobre el pasado, es decir, que se recrea una época pasada de acuerdo con los parámetros últimos que se tienen sobre un tiempo extinto.

Ejemplos de ello están en el cine bélico, el cine histórico o el cine biográfico, que cuentan relatos del pasado en su ambientación, contexto y escenario. Películas que recrean la vida en la antigua Roma, que toman lugar durante una guerra o un reinado de siglos pasados, películas relacionadas con momentos históricos que tienen como trabajo simular una realidad, simular artísticamente un pasado, casi estereotipado, como una forma en la que sea entendido y aprehendido de acuerdo con el colectivo popular que se tenga de él.

A través de documentación específica, departamentos de áreas como vestuario, maquillaje, diseño de set y ambientación, entre otros [incluyendo enfáticamente la labor de producción y escritura de guión], deben capturar los estándares generales que caracterizan una época y reproducirlos de manera fehaciente, convincente, real y verosímil.

¿Es posible encontrar diferencias entre una película moderna ambientada en la década de 1970 a una película de esos años realizada en su presente? Es posible, sin embargo, el factor nostalgia juega un papel importante en la percepción y asimilación de lo que se ve en pantalla.

La película que evoca un pasado y la película que representa un presente propio son dos posibilidades construidas y entendidas de diferentes  maneras; la base y estructura narrativa de cada relato, la historia en sí, no se apoya de la misma manera en su desarrollo en uno u otro caso. En ambas situaciones, la ambientación y el contexto son formas estéticas de apoyo visual y contextual que el espectador percibe, la forma en la que lo hace es lo que diferencia una experiencia de otra.

Es imposible no mirar al pasado, como lo sería no pretender imaginar el futuro o reflejar el presente; las historias y las narrativas en las áreas artísticas son formas de reflexión, creatividad y expresión que indagan temáticas; esas temáticas incluyen la historia del hombre, en cualquiera de sus modalidades y temporalidades. El cine lo hace y lo hace de manera frecuente.

Foto: Diana Alcántara

Foto: Diana Alcántara

Diana Miriam Alcántara Meléndez | diana@filmakersmovie.com | México

Guionista y amante del cine, ha estudiado Comunicación, Producción y Guionismo a los largo de los años con el fin de aportar a la industria cinematográfica una perspectiva fresca, entrenada y apasionada. Actualmente cursa un Máster en Comunicación, Periodismo y Humanidades a propósito de enriquecer su mente y trabajo.