Gravity | Dir. Alfonso Cuarón | Estados Unidos 2013

Por: Iván Uriel

“Somos un punto entre millones de puntos…detrás el dolor, delante la esperanza”

 Iván Uriel

 

Gravity | Dir. Alfonso Cuarón | E.U.A., 2013

Gravity | Dir. Alfonso Cuarón | E.U.A., 2013

Inmerso en el vacío que invita, seduce y evoca la desolación esperanzadora del eterno retorno, percibo en “Gravedad” la  ausencia de la atracción que impulsa y confiere la capacidad de asombro. Los límites abanderados de un destino manifiesto, la reflexión de lo incierto, la supervivencia y la desesperación que emerge desde una sensación perdurable tras deleitar los sentidos en la cinta dirigida por Alfonso Cuarón y escrita por él mismo en coautoría de su hijo Jonás. Siete años después de su legado “Los Niños del Hombre” 2006, una magnífica pieza de ciencia ficción que dejara los estándares de su calidad cinematográfica en niveles difíciles de superar, “Gravedad” se presenta como un episodio de contemplación absoluta, de admiración hacia la estética visual de Emmanuel Lubezky.

 

Gravedad logra crear y recrear, hacernos sentir como si habitáramos el espacio junto a los protagonistas, palmo a palmo, respiro a respiro, como si pudiéramos tocar la levedad que nos agobia, angustia, duele y alienta. Desde mi perspectiva el guión sucede en dos dimensiones: la que reflexiona y la que conduce la historia, Sandra Bullock con una actuación sorprendente, y George Clooney que acompaña y cumple.

 

La contemplación logra su cometido con imágenes que se guardarán en la memoria y que ahí estarán para revisarse una y otra vez al estudiar el cine que ha logrado introducir al espectador y hacerlo cautivo, tenerlo al filo de la butaca y sumergirlo en ella, la película literalmente nos hace flotar y cargar un torrente de permanentes emociones no sin antes voltear la mirada y preguntarnos, cavilar pensamientos y sensaciones.  

 

Gravedad entretiene y eleva el sentido del suspenso al máximo, nos mantiene al vértigo de su soledad y sorprende a una industria que parecía haberlo visto todo, en sentido literal la película impacta. Cuarón plantea dudas y certezas, timidez y arrojo, tiene la pausa prolongada y el urgente viaje por los confines del arte. Aunada a la profunda teorización de la existencia en la obra maestra “2001 Odisea del Espacio 1969, basada en una historia corta de Arthur C. Clarke y dirigida por el genio Stanley Kubrick, “Gravedad” técnicamente envuelve, sin la filosofía de la mencionada cinta, pero sí con la sensibilidad que adquiere un valor sublime al contemplar el arte, en Gravedad nos sentimos en medio del espacio, soportamos la falta de oxígeno, sufrimos el dolor de la separación, la negación, el abandono y anhelamos la esperanza.

 

Hace mucho que el cine no permitía esta verdadera comunión de tecnología y narrativa como innovación, hace mucho que una cinta de este tipo no nos hacía sentir vulnerables. “Gravedad” presenta una nueva óptica desde los efectos visuales, una historia que pareciera simple y que tras significados, mitos y parábolas, se asemeja próxima y compleja. Nos hace parte de ella y después, en complicidad, nos deja el camino libre para las conjeturas.

 

Todas las pequeñas luces se miran desde donde resulta casi imposible hacerlo, el cosmos se nos figura cercano, podemos atrapar los objetos que flotan y tratamos de capturar el aire que se nos escapa entre las manos como instantes, esto nos hace semejarnos insignificantes en la inmensidad del universo y grandiosos en la realidad de ser humanos, inextricables en el misterio que aguarda el origen y el devenir, el aquí y el ahora. Cuarón deja los posicionamientos religiosos en la religión, y los debates políticos en las fronteras, él va más allá, remite la cinta a la relación entre espacio y tiempo, entre nosotros, el aire, la tierra, el agua y la contemplación del infinito.

 

Destaca la tenaz actuación de la protagonista, desde “Alien” 1979, dirigida por Ridley Scott, no había visto un personaje femenino que en una industria cinematográfica repleta de héroes masculinos, diera paso a una mujer en la ciencia ficción con tal fuerza interpretativa, y es precisamente en la mujer, donde Cuarón centra el ciclo de la vida, la evolución y el renacer. La poderosa imagen de Bullock al admirar la tierra desde el reflejo de su visor y desde el brillo de las pupilas de sus ojos, es de suyo y de inmediato: un clásico. “Gravedad” es una película atrevida, de género en diversos sentidos y más allá de ellos, una bella postal de macabra belleza, y un guiño desde el cine posmoderno a la posteridad.

Gravity

Dir. Alfonso Cuarón

Estados Unidos, 2013

Tráiler :  2:22

Gravity Spinoff Aningaaq

Dir. Jonás Cuarón

Estados Unidos, 2013

7:08

Canal YouTube: David Bertho

IvanUriel

Iván Uriel

Iván Uriel | elsurconovela | @ElSurcoNovela

Iván Uriel Atanacio Medellín es un escritor, productor, director y politólogo, especialista en sistema político, desarrollo social y migración. Su novela “El Surco, historias cortas para vidas largas” describe los senderos migrantes, cuya narrativa innovadora ha sido reconocida como la aportación mexicana a la literatura posmoderna latinoamericana. Ha diseñado políticas públicas, programas académicos y sido conferencista en diversos congresos internacionales. Su  motivación logra la creación del documental “Tú Ciudad…Tus Derechos” y Filmakersmovie.com