La esencia de Pretty Woman

Por: Perla Atanacio

Pretty Woman | Dir. Gary Marshall | Estados Unidos, 1990

Después de un día complicado, Edward Lewis (Richard Gere), un importante hombre de negocios de Nueva York, recorre las calles de Los Ángeles en busca de distracción, conoce a  Vivian Ward (Julia Roberts) una amigable y astuta proxeneta de la zona. Después de un primer encuentro decide llevarla a su habitación en un lujoso hotel de Beverly Hills.

 

Quién pudiera haber advertido que esta historia de amor, robaría los corazones y suspiros hasta del más conservador o conservadora. Esta película, aunque pareciera, no sólo nos presenta un amor idílico entre dos polos opuestos, sino que nos deja ver  “la nobleza y el dolor” de sus personajes desde cada uno de estos sentidos.

 

Una persona avocada a su trabajo, que poco toma riesgos salvo en los negocios, de una preparación empresarial superior al promedio, se deja llevar por la determinante personalidad de una mujer, de corazón puro, noble, tierna y aguerrida, que se dedica a la prostitución. En esta cinta la dignidad de una mujer son bandera en su discurso: debe respetarse y hacerse valer desde cualquier trabajo y punto de vista.

 

Quién iba a imaginar que Gere, ganador de un Globo de Oro por esta cinta,  sería el último en la lista de actores seleccionados para interpretar a este atractivo y misteriosos hombre de negocios,  nombres como  Christopher Reeve, Al Pachino e incluso Denzel Washington que encabezaban la lista. En el reencuentro del elenco, 25 años después, se reveló que  Roberts había enviado una nota a Richard pidiendo al actor que accediera a aceptar el personaje, con la leyenda “Please, say yes!” (¡Por favor, di que sí!). Gere formaría junto a Julia una mancuerna irresistible en pantalla, incluso, para cerrar la década que estaban por abrir, repetirían 9 años más tarde créditos con el mismo director  Gary Marshall,  en “Novia Fugitiva” de 1999. Se dice que es una de las mejores parejas en pantalla.

Lo que esta pareja junto a Marshall, y el guionista J.F. Lawton, logran en “Pretty Woman” es redimensionar el rol  de “una mujer bonita”, es aquí cuando descubrimos su esencia. También la diferencia entre clase trabajadora y social se hace evidente.  Junto a Vivian lloramos, disfrutamos sus logros, nos hacemos uno con ella en sus angustias, nos enamoramos de su sonrisa, de la cenicienta moderna y angelina, pero también de Julia Roberts en este personaje que le permite lucir su capacidad histriónica por completo, lo que le valdría una nominación al Oscar, al BAFTA y un merecido premio como el Globo de Oro.

Esta cinta, además posee un soundtrack épico con sonidos de una época: los 90s. Canciones como “It must have been love” de Roxette, “Show me your soul” de Red Hot Chili Peppers,  “Oh, pretty woman” un clásico de Roy Orbison,  y “King of Wishful Thinking” de Go West, le ponen las notas a las mejores escenas de la cinta, como videoclips únicos en cada secuencia.

Es un hecho que “Pretty Woman” es más que una película romántica es, pues, parte de una década donde el amor, las historias sencillas, los vídeos musicales y las canciones describen la banda sonora de su generación.

Una cinta imperdible que nos permite ver y descubrir la esencia del amor, en cualquier temporada del año.

Pretty Woman

Dir. Gary Marshall

Canción: “King of Wishful Thinking

Artista: Go West

Estados Unidos, 1990

 

Perla Atanacio | IMDb | @pratanacio | perla@filmakersmovie.com | México

Imaginaria Mexicana. Guionista de televisión, ficción y documental. Directora, investigadora social. Productora Audiovisual y diseñadora publicitaria.   Filmakersmovie combina sus pasiones, la difusión, las relaciones humanas y sociales, propalando historias universales, testimonios de vida.