abcguionistasEspaña | abcguionistas.com | Redacción Filmakersmovie | 20 de noviembre de 2012.-  El pasado jueves 15 de noviembre, en el portal abcguionistas, Valentín Fernández-Tubau,  su director, publicó un artículo que desnuda el sentir del guionista  en la busca de la equidad y reconocimiento que el guionista imprime en su trabajo para la realización de contenidos. Editorial que ha levantado polémica en el gremio español e iberoamericano.

Con cifras duras da a conocer la situación que vive el guionista español, sin que diste de otros países iberoamericanos. Expone ejemplos y habla desde el fondo del problema.

Aquí fragmentos de esta editorial.

El sablazo a los guionistas y la mordaza sumisa

Por: Valentín Fernández-Tubau

Dir. abcguionistas.com

La Comisión Nacional de la Competencia en España ha impuesto una sanción de 29.700 euros al sindicato de guionistas ALMA “por la elaboración y publicación de recomendaciones colectivas sobre los precios cobrados por los guionistas.” La esencia del “razonamiento” oficial: atenta contra la libre competencia del mercado.

¿Cuál es el efecto real que estos baremos han tenido sobre el mercado audiovisual y su competencia? Ninguno.

A lo largo de los años, ninguna productora ni cadena televisiva se los ha tomado en serio, jamás. Tampoco los guionistas, que han ido rebajando sus honorarios habituales hasta reducirlos a niveles inferiores a los que se pagaban hace 15 años. Solo un porcentaje ínfimo de guionistas -el más reconocido- alcanza a cobrar las otrora tarifas recomendadas que han costado los casi 30.000 euros de multa.

La paradoja es que la realidad plasma lo contrario de lo que se quiere hacer creer. La libre competencia en el mercado audiovisual ha estado y está gravemente amenazada, pero no por los guionistas.

El estudio titulado “Los Guionistas en España” realizado en 2004 llevado a cabo por la Fundación Autor y ALMA, y que un servidor tuvo el placer de coordinar junto con Agustín Díaz Yanes, José Luis Acosta y Rubén Gutiérrez del Castillo, puso de manifiesto que eran las productoras las que, en un porcentaje desgarrador, esgrimían conductas que podrían parecer susceptibles de ser tachadas de monopolistas, por atentar no ya a la libre competencia sino a la directa supervivencia del colectivo de guionistas. Concretamente, de forma constante se movían guiones sin contratos de opción, se encargaban guiones y escrituras sin contrato ni cobro, se supeditaban los cobros a variables inciertas no dependientes del trabajo del guionista (rodaje, estreno…), y algunas lindezas más.

¿Cosa del pasado? Un segundo estudio titulado “La escritura de guion en España”, llevado a cabo por la Fundación Autor y FAGA, y coordinado también por Rubén Gutiérrez del Castillo así como por los guionistas Inés París, Henrique Rivadulla, Josep Penya y Carlos Molinero, entre otros, ha sido presentado el pasado día 9 de noviembre. Basado en el anterior, el nuevo estudio ha puesto de manifiesto que poco han cambiado las cosas. Por ejemplo, la cifra de guiones que se ceden sin contraprestación económica sigue siendo alarmante: el 65,4%.  Esta situación de trabajo no retributivo o a fondo perdido afecta a 13 de cada 20 guionistas. Solo un 27,7 es retribuido gracias a un contrato de opción y solo un 5% es retribuido gracias a un contrato de guion.

¿Por qué existe una situación masiva de trabajo profesional no retribuido y la Comisión Nacional de la Competencia no hace nada al respecto? ¿No es acaso este abuso masivo el que debería estar bajo el microscopio de los señores que supuestamente deben salvaguardar la libre competencia? ¿Cómo es que en lugar de investigar esa imposición de mercado, se da un sablazo a las gargantas de quienes aconsejaban al guionista que no se dejara aplastar por una situación de explotación decimonónica?

Esta conducta generalizada de trabajo no retributivo o a fondo perdido impuesta a casi el 66% del colectivo de guionistas, ¿no es sospechosa de haber sido pactada entre las productoras? ¿Cuál es la lógica del mantenimiento de tal postura unánime entre tantos productores, cuando en otros sectores de la escritura es común y razonable práctica el contrato de opción?

La penosa situación del guionista impuesta por las prácticas en el mercado audiovisual, no acaba aquí: el 70,4% de los guionistas afirma que los ingresos en los tres últimos años se han reducido significativamente (30,5%) o apenas ha tenido ingresos (39,9%). Solo el 16,3% de los guionistas tiene un sueldo fijo. En el último año, el 45,8% de los guionistas profesionales no ha obtenido ningún ingreso, y el 39% reconoce haber trabajado sin el marco de un contrato.

Y la pregunta es: ¿es ese el guionista que atenta contra la competencia poniendo en jaque a productoras y cadenas televisivas? ¿Es ese el guionista que amenaza contra la libre competencia en el mercado?

Sin embargo, hasta el momento y sorpresivamente, pocos se han atrevido a opinar al respecto. Entre ellos, el cienasta Manuel Gutiérrez Aragón que manifiesta:

“Es de suponer que esa ley en favor de la competencia, se inventara para controlar las grandes corporaciones – de telefonía, luz, transportes, compañías de televisión –, pero no contra el hecho de que los asalariados se organicen para evitar ser explotados. ¿O sí? ¿Se inventó precisamente para controlar a los que osan oponerse a los sueldos establecidos a la baja por el uso, la costumbre y la fuerza?…”

Leer texto completo aquí. 

¿Eres guionista?, ¿qué opinas al respecto? y ¿cuál es la situación para los profesionales de la creación y las líneas en tu país?

abcguionistas es un portal dedicado a conglomerar noticias destacadas del guión, así como ser un punto de encuentro entre guionistas, productoras, y educación en el arte de contar historias.

Esta noticia ha contado con el consentimiento de su autor para su difusión.

 

 

 

Artículos Relacionados