6 maneras de generar historias

 

Por: Perla Atanacio

Queridos amigos guionistas, colegas de profesión, seguramente usted reconoce esos momentos en los que en el trabajo, la familia o los amigos le piden escribir una historia para determinado proyecto, y como en producción todo es “para ayer”, muchas veces se piensa que hacerlo es tan sencillo como sentarse frente a la página en blanco para escribir, escribir y escribir, es importante que les deje en claro que…escribir no es sencillo, ni simple, ni que la inspiración nos acompaña a todas partes.

Para esos momentos de necesidad en tiempos de crisis, les comparto 6 maneras de generar historias que, desde mi experiencia, me han funcionado para comenzar desde cero, o bien, continuar en medio de la crisis  narrativa ¡a todos nos pasa!

¡Comencemos, escoja un lugar cómodo y relájese!

Lleve consigo lápiz y papel.

lea texto

1.-  Lea

Lea el diario. Busque los encabezados que le resulten atractivos, lea sus noticia y subraye lo que le parezca más importante, quizá 5, 6, 8 encabezados que le parezcan más interesantes. Comience a imaginar una conexión entre los encabezados, será interesante desarrollar una historia que de inicio con la noticia ocurrida en el centro de su ciudad, que continúe con lo último acontecido en Nueva Zelanda y que finalice con lo que ocurre en el espacio exterior a millones años luz. ¿Cómo podríamos generar una relación?…poco a poco usted tendrá a sus personajes, el argumento y comenzará a escribir.

Leer el diario también incluye los portales noticiosos del género que usted prefiera.  Eso sí, lo importante de este ejercicio es que se inspire y comience a crear a partir de estos insights.

2

2.- Observe

Muchas veces por las complicaciones y las responsabilidades del día a día nuestra inspiración se toma un respiro y se va de casa sin dejar nota. No se preocupe, es tiempo de abrir la ventana y dejarse admirar por lo que ocurre afuera.  Quizá en la cuadra de enfrente está lo que busca, ¡OJO! Esto no se trata de espirar a sus vecinos  con binoculares como L. B. Jefferies (James Stewart) en “Rear Window”, basado en el cuento It Had to Be Murder, de Cornell Woolrich, aunque Woolrich y  Hitchcok sabían que esta es una gran forma de generar historias.

Observe  lo que ocurre afuera, quizá el joven que recoge la basura en su camión recolector tenga una historia, el vendedor ambulante, o el conductor que está atorado en el tráfico, quizá ahí descubra un buen detonante para comenzar su historia.

escuche texto

3.- Escuche

Si ya está sentado en un lugar cómodo, interior, exterior, en la playa, en el campo, en el bosque…donde esté,  lleve consigo su reproductor de música, cierre los ojos y simplemente “dele play”, déjese llevar por la música. Las notas poco a poco harán su efecto y usted podrá sentir sus compases que a la par irán dibujando escenas en su mente.  Es importante que también lleve una libreta de anotaciones y un bolígrafo, para describir y escribir las escenas que le vienen a la mente, se sorprenderá de lo que la música le inspirará y de las historias que surjan.

Le diría que escuche, también, lo que cuentan sus amigos en las reuniones, lo que pasa en las noticias, lo que escucha en el metro, en la micro, o donde ande…pero ¡tenga cuidado! no sería agradable que su amigo descubra que ha contado su historia de vida que le fue contada en una conversación muy íntima y secreta.

Si este fuera el caso, no olvide solicitar autorización para desarrollar su historia.

 

sienta texto

4.- Sienta

Si bien los apartados anteriores le invitan a estar atento de lo que ocurre afuera, ahora y una vez que ha probado el método 3: escuchar, le invito a que busque en su interior esos momentos que han marcado su vida, cumpleaños, viajes, carencias, abundancias, creencias, amores, desamores, ilusiones…todo, absolutamente todo funciona a la hora de comenzara  a escribir. Yo recuerdo que alguna vez trabajando en una serie, algunas de las cosas propuestas en el plot fueron experiencias personales que re-encuadradas funcionaban y se adaptaban muy bien al personaje. Recuerde que lo que usted siente, en algún momento, todos lo hemos sentido, y que entre más auténtico sea el sentimiento que describe, mejor lo recibirá el público.  Escriba de lo que sabe y conoce, de lo que lleva dentro, nadie podrá describir mejor esas emociones.

vea texto

5.- Vea

Por supuesto, vea mucho cine, televisión, web, lo que a usted le llame más la atención. El acto de ver materiales previos va aumentando sus conocimientos audiovisuales y le va generando un marco de referencia de las historias que se han contado, quiénes las han contado, cómo las han contado, en qué época, bajo qué género… entre más conozca del mundo audiovisual mejor será su precisión a la hora de escribir teniendo en cuenta “lo que quiere y lo que no quiere contar”. Sea auténtico. De todo este bastión audiovisual podrá surgir una historia genuina.

juege texto

6.- Juegue

Como si fuese un juego de jardín preescolar, de primaria o de integración en actividades sociales, seleccione al azar 5 o 6 objetos que pueda tener en su casa u oficina, y desarrolle con ellos una historia, vea si pueden ser personajes, o bien artículos que nos van dando pauta para construir algo interesante o encontrar los puntos de quiebre en su historia.

Estando de visita en Harvard compré uno juguete que me ha funcionado mucho a la hora de crear, usted los puede conseguir por Internet o en alguna librería que tenga productos de importación, se trata de los Rory’s story cubes, son 9 dados que en cada cara traen un dibujo distinto, desde una llave, una onomatopeya, un borrego, un avión, algunas caras con emociones, hasta un alien. Una vez que lanza los dados y se descubren sus caras, usted  deberá comenzar a narrar una historia. Este juego ha sido merecedor de la distinción Dr. Toy como  uno de los 10 mejores juegos de Estados Unidos.

 

Ejercicio: Dialógue

Una vez que tenga un primer borrador de su historia cuéntesela a una persona de confianza, cercana, pero lo suficientemente objetiva para que le pueda dar una opinión. En el acto de escribir solemos ser reservados, recelosos de nuestro trabajo, ¡aguas!, es importante, además de escribir y re escribir, analizar nuestra historia desde afuera para saber en qué vamos bien, y en que debemos prestar atención.  Escuchar la opinión de alguien más nos podrá dar un panorama más amplio de lo que estamos construyendo. Por supuesto que una vez comenzada la historia irá tomando su curso y cobrando su propia vida, lo que nos hará trabajar en ella más de una vez.

Espero que este “método perliano” como aventuradamente decidí llamarlo, le funcione. Si entre guionistas nos ayudamos podremos disfrutar de muchas más historias.

P.D. viva, viaje y sea feliz…¡éxito!

Las fotografías: Perla Atanacio con Prisma

 

perla atanacio textoPerla Atanacio | IMDb | @pratanacio | perla@filmakersmovie.com | México

Imaginaria Mexicana. Guionista de televisión, ficción y documental. Directora, investigadora social. Productora Audiovisual y diseñadora publicitaria.   Filmakersmovie combina sus pasiones, la difusión, las relaciones humanas y sociales, propalando historias universales, testimonios de vida.