Por: Mtro. José Miguel Naranjo Ramírez.

 

El Última Tango en París AficheEn la planeación de las columnas que realizo semana tras semana de cada año, algunos temas van surgiendo y otros por lo menos la temática ya está decidida, ejemplo de esto es el mes de abril, el cual es utilizado para festejar el día internacional del libro, y la segunda semana del mes de diciembre, es dedicada a celebrar el 11 de diciembre como el día internacional del tango.

.

En ediciones anteriores he presentado canciones e historias del padre del tango Carlos Gardel, en esta edición elegí presentar a Usted mi apreciado lector, una de las películas estelares del cine mundial, considerada: “La película más poderosa y erótica de todos los tiempos”, protagonizada por Marlon Brando y María Schneider, dirigida por Bernardo Bertolucci en 1972, la cual lleva por título: “El Último Tango en París”. Si bien es una historia de pasión, de erotismo, de deseos, que nada tiene que ver con el día internacional del tango, las escenas finales de la película se pueden presenciar y disfrutar a ritmo de tango, porque el tango es pasión, deseos, erotismo, el tango es cultura.

La película da por si sola para desarrollar la presente columna, pero hay algo más que quiero compartir y es que la película no sólo provocó que Bertolucci fuera denominado en 1973 como mejor Director y Marlon Brando mejor Actor, el guión cinematográfico logró algo que muy pocas veces se logra y es la creación de su propia novela, la cual lleva el mismo título y fue escrita por Robert Alley.

Regularmente de toda joya literaria surgen las grandes películas, pero en ésta ocasión al cambiarse los procesos, resulta interesante leer la novela después de ver la película. La novela se terminó de imprimir el 15 de agosto de 1975 y hoy poder leerla será conocer desde la pluma, como se desarrolla la historia de pasión y deseos, entre una chica de 20 años de edad y un hombre de 45, tal vez, por eso el título del guión cinematográfico, porque podría ser la última pasión, el último deseo, el último tango bailado en la ciudad de los enamorados, París, Francia.

Manifestó Robert Alley que: “cuando Bertolucci concibió la idea de hacer “El Último Tango en Paris” se enfrentó con el problema de redactar un guión que fuera, simultáneamente, el material de base para hacer la película más erótica que jamás se hubiera hecho,  por eso los personajes Jeanne(María Schneider) y Paul (Marlon Brando), en un departamento inician una brutal relación sexual que representa la disolución de un romanticismo hipócrita, para que emerja la desvelada visión del sexo en toda su desnudez.

 Naturalmente la película fue motivo de críticas, sobre todo porque algunos percibieron una humillación hacia la mujer, cuando Jeanne fue sodomizada por Paul, e incluso la propia actriz María Schneider quien murió en el 2011, llegó a manifestar que se sintió humillada, violada, porque jamás fue informada que se realizaría esa fuerte escena y no estaba en el contrato que se había firmado. Años después Bertolucci y Brando, confesaron que no le dijeron a la actriz, porque buscaron que la escena fuera muy original y sí que lo fue, pues las lágrimas de María Schneider fueron genuinas de dolor y humillación.

La novela de Robert Alley contiene un agudo epilogo de Norman Mailer, en el cual de entrada nos narra su vivencia y lo que percibió del público cuando asistió al cine a ver la película, literalmente inicia el epílogo con las siguientes palabras: “Pagar cinco dólares y sumarse a la audiencia que llena la sala Translux para ver por la tarde El Último Tango en París,  es recordar una vez más que el planeta está en estado de pululación. La audiencia del último tango es un infarto de majestades anales de la clase media. (Si Freud no nos hubiese dado la pista, un lector de rostros podría llegar por sí mismo a la conclusión de que existe alguna conexión social entre el sexo, la mierda, el poder, la violencia y el dinero).”

 

Si después de todo lo narrado, todavía no está convencido de ir a la película o a la novela, le comparto algunos comentarios de la prensa mundial sobre El Último Tango en París.

LE MONDE, FRANCIA:

“Como fondo, el gris y el ruido de un París conocido. Ante nuestros ojos, la batalla delos sexos y también, la batalla entre juventud y vejez…”

 

L´ EXPRESS, FRANCIA:

“¿Faltan Adjetivos? Todo está descrito con admirable e intolerable …”

 

EVENING STANDARD, INGLATERRA:

“El Último Tango en París, dividirá a los cinéfilos en Inglaterra de una manera para la cual pocos de nosotros estamos preparados”

Finalmente, concluyo la presente redacción recordando que hace un año escribí la columna “El Último Tango que Cantó Gardel”, hoy festejemos  leyendo “El Último Tango en París”. Porque el tango es pasión, amores y desamores, sensualidad y elegancia, el tango es música, voz, baile, y esta ocasión el tango también es cine, en general el tango es cultura, por eso fue declarado: “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

11 de Diciembre Día Internacional del Tango.

Ultimo tango a Parigi

Dir. Bernardo Bertolucci

Italia-Francia 1972

4:43 Trailer

Canal Youtube: septimoartecolombia

José Miguel Naranjo

José Miguel Naranjo

José Miguel Naranjo Ramírez | miguel_naranjo@hotmail.com | México

José Miguel Naranjo Ramírez, es un escritor, articulista y ensayista mexicano. Desde hace más de diez años comparte sus reflexiones, estudios y reseñas acerca de literatura, música y cine, a través de su columna “Ruta Cultural”, publicada en diversos medios impresos y electrónicos; así mismo conduce un programa de radio. 

 

Artículos Relacionados